GATOS DE FAMOSOS

Socks, el gato de la Casa Blanca

Socks era un pequeño gato callejero que jugaba en la calle con otro de sus hermanos, cuando el destino hizo que se cruzara con una niña pelirroja que le acarició y se encariñó de él.

Esa niña era Chelsea Clinton, la hija del, en aquel tiempo, gobernador de Arkansas Bill Clinton, quien no dudó en adoptar a aquel callejerito y bautizarle con el nombre de Socks (calcetines) debido a las manchitas blancas que tenía en sus patitas negras. (El hermano de socks también fué adoptado)



Socks fue adoptado en 1991 y cuando en 1993 Bill Clinton escaló hasta conseguir ser Presidente de los Estados Unidos, Socks se mudó con ellos a las dependencias de la Casa Blanca.

Era un gato muy cariñoso y se ganó el afecto, no solo de su familia, sino de todos los que visitaban la casa del Presidente. Incluso compartía jardines con otros gatos callejeros que habitaban en los jardines de la Casa Blanca sin ningún problema.

Socks se hizo muy famoso, correteaba por la sala de prensa de la Casa Blanca, le llevaban a escuelas y hospitales para que compartieran un ratito con él. Incluso los niños que visitaban la página web de la Casa Blanca se podían dejar guiar por una versión animada de Socks.

Uno de los momentos complicados para Socks fue en 1997, cuando los Clinton aumentaron su familia con un perrito labrador llamado Buddy. Bill Clinton afirmó que «lo hice mejor con … los palestinos y los israelíes que con Socks y Buddy. Conseguir que los dos se llevaran bien era más difícil que conseguir la paz en Irlanda del Norte o Medio Oriente»

La convivencia de Socks y Buddy no era buena y en 2001 cuando los Clinton abandonaron la Casa Blanca decidieron llevarse a Buddy a su nuevo hogar y dejar a Socks al cuidado de su secretaria Betty Currie, que se había encariñado mucho de él.

Buddy murió al año de vivir en su nuevo hogar en un accidente fortuito, al ser atropellado por un coche. Pese a este accidente, Socks siguió viviendo con Betty y seguía siendo muy famoso y querido por miles de estadounidenses.

Socks vivió en la localidad de Hollywood, Maryland, hasta que falleció el 20 de febrero de 2009 a los 20 años de edad. Una serie de problemas renales y de tiroides, más una enfermedad degenerativa en la mandíbula que impendía que pudiera comer, fueron las causas de la defunción de Socks.

Os suena el 20 de febrero de algo? Efectivamente, el 20 de febrero se celebra el Día Internacional de Gato y tenemos que darle las gracias a Socks.

Los Clinton en su página web anunciaron su defunción con estas palabras:
“Socks dio mucha alegría a nuestra familia, a los niños y amantes de los gatos. Estamos agradecidos de estos recuerdos”. La popularidad de Socks en Estados Unidos y en muchas otras partes del mundo, por lo pronto, inspiraría la celebración del “Día internacional del gato”  Y así fué…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: